reiki barcelona


El reiki (霊気?) es una forma de medicina alternativa desarrollada en 1922 por el budista japonés Mikao Usui.1 2 Desde su origen en Japón, ha sido adaptada en varias tradiciones culturales a nivel mundial. La practicante a través de una técnica llamada imposición de manos o toque terapéutico transfiere desde las palmas una "energía universal" (reiki) hacia al paciente con el fin de promover la curación emocional o física.

¿en qué consiste el reiki?

Una sesión de Reiki puede durar aproximadamente cuarenta y cinco minutos y el paciente permanecerá acostado en una camilla, descalzo y vestido. Durante la sesión se utiliza música suave  y aromas como incienso o esencias (aromaterapia).

Se colocan las manos sobre una serie de ubicaciones en el cuerpo llamados chakras y la Energía Reiki fluye.

Durante un tratamiento, se siente una relajación profunda, una gran sensación de paz. Muchas personas se quedan dormidas, cosa que no influye para nada en el resultado final, algunas siente un cosquilleo, calor o frío en diferentes partes del cuerpo según fluye la energía, otras personas ven colores, experimentan una sensación de "flotar" o sienten emociones que salen a la superficie y otras no sienten nada y no por ello el Reiki no está funcionando.



beneficios del reiki

El Reiki es una técnica de canalización y transmisión de energía vital a través de la imposición de manos, que se utiliza para obtener paz y equilibrio en todos los niveles: 

  • Físico: mejoría en dolencias, lesiones, metabolismo,etc. 
  • Emocional: problemas sentimentales, agresividad, infelicidad, etc. 
  • Mental: hábitos dañinos, estrés, insomnio, etc. 
  • Espiritual: armonía, paz, equilibrio, etc. 

Reiki actúa en profundidad yendo a la raíz del problema físico o emocional, permitiendo que la emoción o el patrón de conducta que ha creado el desequilibrio, se manifieste y sea sanado. 

También nos ayuda al crecimiento personal y a la expansión de nuestra conciencia. 

La terapia Reiki pueden recibirla todos los seres humanos (adultos sanos, enfermos, embarazadas, niños y bebés), incluso también los animales y las plantas. 

Es una terapia complementaria a la medicina convencional y terapias psicológicas reconocida por la Organización mundial de la salud (OMS).